SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.9 issue28La educación bolivarina.: Educación inicialLa educación bolivarina. author indexsubject indexarticles search
Home Pagealphabetic serial listing  

Educere

Print version ISSN 1316-4910

La Revista Venezolana de Educación (Educere) vol.9 no.28 Meridad Mar. 2005

 

La educación bolivarina. Escuela bolivarianas

República Bolivariana de Venezuela Ministerio de Educación

El Proyecto de Escuelas Bolivarianas constituye una política del Estado venezolano, dirigida a afrontar las limitaciones del sistema escolar en los niveles de preescolar y básica en su primera y segunda etapa. La propuesta se inscribe en el proceso de transformaciones políticas y sociales que vive el país y de la alta prioridad que se le otorga a la educación dentro de ese proceso. Se inicia con una propuesta experimental que pretende extenderse progresivamente a todas las escuelas venezolanas. La experimentalidad es vista, por un lado, como un marco que permite la incorporación de la jornada escolar completa, la superación de trabas burocráticas y limitaciones organizativas, la flexibilización del currículo, así como la articulación de esfuerzos especiales por parte del Estado.

Institución responsable: Coordinación Nacional de Escuelas Bolivarianas

Ministerio de Educación y Deportes, Venezuela.

Instituciones colaboradoras:

- Instituto Nacional de Nutrición: Programa de Alimentación Escolar.

- Capacitación y formación:

La Universidad Pedagógica Experimental Libertador: talleres a docentes en didáctica de lenguaje y matemáticas. Ministerio de Salud y Desarrollo Social (MSDE): Talleres en prevención de VIH, embarazo precoz, enfermedades de transmisión sexual.

- Instituto de Previsión del Magisterio (IPASME): Jornadas de prevención odontológica.

- Consejo Nacional de Cultura (CONAC): cursos para directores.

- Cinemateca Nacional: talleres para docentes en el área cinematográfica.

- Electricidad de Caracas: cursos para enfrentar casos de emergencia.

- Ministerio de Ambiente: brigadas ecológicas.

- Instituciones colaboradoras con financiamiento. BID: programas sobre cooperativismo. BID, Banco Interamericano de Desarrollo. BM, Banco Mundial. CONAC, donación de instrumentos musicales. Cinemateca Nacional, donación de VHS y televisión.

Tiempo de desarrollo

Se inicia en 1999 con 559 escuelas.

Población beneficiaria

Alumnado, docentes, familias, comunidad.

Nivel educativo

Inicial o Preescolar y Primaria o Básica. Formal.

Modalidad educativa

Educación Preescolar y Básica. Educación especial. Educación comunitaria. Educación rural. Existen también Escuelas Bolivarianas Indígenas y de Frontera.

Grados educativos

Preescolar, las dos primeras etapas de Educación Básica (1º a 3er grado y de 4º a 6º grado). Edad/es del alumnado: De 5 a 13 años.

Contexto

El contexto social de estas escuelas se encuentra constituido por clase media, media baja y sectores populares, así como también poblaciones indígenas y rurales. Es un macroproyecto en fase experimental cuyo objetivo es extenderse hasta cubrir todo el sistema de educación básica pública nacional. Está desarrollado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes y responde a las dos primeras etapas de la Educación Básica.

Desde dónde y por qué surge la innovación

El Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, hace aproximadamente diez años, planteó una experiencia innovadora acotada a pocas Escuelas Integrales en el estado Mérida, iniciada bajo los auspicios de un gobierno regional. De dicha experiencia parte esta innovación que se centra en la educación Preescolar y las dos primeras etapas de la Educación Básica (1ro a 6to. Grado).

Para la selección de las primeras escuelas Bolivarianas se utilizó el mapa de la pobreza realizado por la Oficina Central de Estadística e Informática (OCEI) a principios de la década de los noventa y a partir de esta información se establecieron las primeras escuelas bolivarianas, incorporando en este primer grupo a aquellas ubicadas en áreas rurales, indígenas y de fronteras.

La idea central de este programa es prolongar la jornada escolar para poder brindar una atención integral que permita complementar el currículum con actividades culturales y deportivas, a la vez que se atiendan las necesidades nutricionales y de salud de los estudiantes.

Se debe destacar la atención que el actual gobierno ha puesto en la formación cívica, actitudinal, valorativa de la población estudiantil como factores centrales para adelantar el nuevo proyecto de cambio social que se propone.

Entre las características de funcionamiento que diferencia a estas escuelas del modelo de Educación Básica anterior, está haber pasado de jornadas de medio tiempo (por la mañana o por la tarde) a jornadas completas.

Aproximadamente en la década de los 70, se generó una gran demanda social de acceso a la educación. Esto obligó a dar respuesta a esta demanda con la infraestructura y recursos humanos existentes, hecho que generó la necesidad de cambiar del horario integral a la modalidad de jornada compartida.

También hay que destacar la incorporación de un mayor número de asignaturas complementarias en las áreas de cultura y deportes, así como en el campo del servicio de nutrición y atención a la salud preventiva.

Fundamentación

Las Escuelas Bolivarianas presentan siete principios que las sustentan:

1. Una escuela transformadora de la sociedad se concreta e identifica con la identidad nacional. Se pretende construir una sociedad más justa y fortalecer a los individuos y a las comunidades para que asuman plenamente la transformación del país.

2. Una escuela participativa y democrática, donde todos los miembros de la comunidad tienen injerencia en la toma de decisiones, ejecución y evaluación de las actividades escolares;

3. Una escuela comunitaria, donde las comunidades son actores importantes del Proyecto Educativo, haciendo uso racional de la escuela y de su entorno. La comunicación entre la escuela y la comunidad es de vital importancia para fortalecer capacidades de organización, reflexión, expresión y acción de éstas.

4. Un modelo de atención educativa integral promueve la justicia social, proporcionando atención que permita la permanencia, prosecución y culminación del alumno en la escuela. Se pone énfasis en aprender a ser, aprender a hacer y aprender a aprender.

5. Un ejemplo de renovación pedagógica permanente entiende al niño como sujeto de su propio aprendizaje a partir de su propia experiencia.

6. La escuela lucha contra la exclusión educativa para alcanzar una educación de calidad para todos. Responde a los problemas estructurales que generan exclusión, como la desnutrición y la pobreza extrema.

7. Una escuela con flexibilidad curricular constituye un planteamiento del Proyecto Educativo Nacional relacionado con la necesidad de vincular la escuela con la vida cotidiana, el trabajo y la conservación ambiental. Los contenidos programáticos dan cuenta de la diversidad de sujetos, espacios geográficos y clima.

Propósitos de la innovación

El Gobierno, proponiéndose convertir paulatinamente a todas las escuelas del país en Escuelas Bolivarianas, se plantea lograr a través de ellas “la necesidad de reconstruir la nación. Una nación de todos y no sólo de unos pocos. [Sostiene que] La escuela debe ser uno de los espacios donde los actores que han estado relegados puedan irrumpir en la vida ciudadana, en la construcción de una nación que se sostenga sobre el diálogo y el reconocimiento de los derechos políticos, sociales, económicos y culturales de todos (…) El significado del proceso que vivimos está en la superación del modelo político de representación, para abrir espacio a la participación de actores que habían sido relegados históricamente (...)”

Cómo se realiza la innovación

Las actividades que componen el programa se centran en los siguientes aspectos:

- Jornada escolar completa. Se trata de ofrecer al niño o niña un espacio de convivencia constructiva, confortable y seguro que permita el acceso a la recreación, al deporte y a las actividades artísticas.

- Integración de servicios de alimentación y salud. Las escuelas bolivarianas son un modelo de atención integral para los niños y niñas. Proporcionan aquellos servicios que permitan la permanencia del alumno en la escuela, para asegurar su continuidad y culminación de su escolaridad y así evitar la deserción y exclusión.

- Dignificación progresiva de las edificaciones escolares existentes y construcción de nuevas escuelas y dotación. Para garantizar una experiencia escolar digna se ha comenzado a mejorar las edificaciones escolares y a construir nuevas escuelas diseñadas y edificadas para la práctica pedagógica abierta e integral que permita la accesibilidad de las personas con discapacidad y sean centros de actividad comunitarias. Se concibe el recinto escolar como un espacio abierto, en tanto éste, cuando no exista la cantidad de aulas necesarias pueda hacer uso de los espacios comunitarios para el aprendizaje significativo y para la vida.

- Dotación de escuelas. Se está dotando a cada escuela de una biblioteca, recursos para el aprendizaje, acceso a la informática y a la telemática, materiales deportivos y artísticos, dotación de equipos e instrumentos de trabajo, tanto para niños sin problemas como para aquellos niños con algún tipo de discapacidad,.

- Renovación curricular sostenida en un sistema de formación permanente. Se está trabajando en un currículum flexible que pueda ser enriquecido por la práctica y que considere las características de los educandos en cuanto a la atención de sus diferencias individuales y ritmo del aprendizaje. Este currículum tiene que perfeccionarse continuamente, para adaptarse al contexto particular de cada escuela e incorporar los aportes de la comunidad. Se plantea la necesidad de un sistema de formación permanente que tenga como centro la escuela y cuyo eje articulador sea la investigación.

- Desarrollo de nuevas formas de gestión escolar. Se está desarrollando una gestión compartida que permite ejercer la autonomía legítima del plantel en las determinaciones curriculares, organizativas y dentro de un ambiente democrático. Propicia la incorporación de los miembros de la comunidad educativa, las organizaciones vecinales, deportivas, culturales y autoridades locales para fortalecer los canales de comunicación institucional y así construir un clima organizacional que incentive la participación ciudadana, la ejecución de proyectos innovadores y la generación de mecanismos de auto y coevaluación institucional.

- Integración comunitaria. Propicia una apertura al trabajo desde lo comunitario, trascendiendo la escuela, para fomentar espacios de reflexión permanente, todo en la búsqueda de una integración comunitaria. Dicha integración no sólo remite a procesos formativos de orden pedagógico y didáctico, sino que abarca aspectos sociológicos comunitarios fundamentales, tales como: organización para la salud, para el desarrollo social y cultural y hacia el desarrollo local sostenible.

- Reconformar el sistema escolar como una red social. Se generan redes a distintos niveles. En principio, desarrolla la cultura de la comunicación, las relaciones y la participación que permita el flujo de recursos e intercambios dentro de la comunidad educativa y del entorno inmediato. Para buscar el intercambio de experiencias y recursos, se construyen centros para el encuentro de docentes, redes interinstitucionales de apoyo (autoridades locales, centros culturales, deportivos y de salud).

- Investigación, evaluación y supervisión. Para superar la limitación histórica de planificación denominada “experiencia piloto”, la experimentalidad de las escuelas bolivarianas cuenta con sistemas integrados de investigación, evaluación y monitoreo de una supervisión como acompañamiento pedagógico.

Balance

No existen sistemas de evaluación formal. Sin embargo el MECD está en conversaciones con dos universidades del país y con el Centro de Reflexión y Planificación Educativa (CERPE) para iniciar un proyecto evaluativo que cuenta con recursos del Banco Mundial y se denomina “Efectividad en las Escuelas Bolivarianas”. Dicho proyecto evaluativo pretende medir el impacto de esta innovación desde sus inicios hasta la actualidad y, de alguna manera, realizar una comparación entre los resultados escolares de los alumnos de escuelas bolivarianas y no bolivarianas. Existe una evaluación realizada por el MECD en una muestra de escuelas bolivarianas la cual arrojó resultados alentadores. Un primer análisis del programa muestra las fortalezas de la experiencia y los obstáculos que se han planteado en su desarrollo.

Entre las fortalezas de esta innovación se encuentran:

1. Renovación curricular,

2. Formación permanente de personal docente con seguimiento,

3. Dotación de recursos para el aprendizaje: bibliotecas escolares, modelos anatómicos, libros, cuentos, juegos como métodos para la enseñanza de la matemática; y mobiliario en general;

4. Rescate mediante actividades complementarias del acervo histórico - cultural de la región y del país;

5. Fortalecimiento de la autoestima de alumnos y del personal;

6. Desarrollo del pensamiento crítico en alumnos y docentes;

7. Integración comunitaria y construcción conjunta de proyectos comunitarios,

8. Conformación de trabajo en red con diferentes institutos (MSDS, CONAC, Ateneos, Casas de Cultura, etc.);

9. Desarrollo de nuevas formas de gestión escolar.

Entre los obstáculos que se han presentado en el proceso, cabe destacar:

1. El hecho de que esta innovación se identifica con el actual gobierno ha generado ocasiones en que el rechazo político se haya proyectado a la propia escuela bolivariana.

2. Existen también marcadas resistencias al cambio en distintos niveles de la administración. En esta misma línea, algunos docentes que no se identifican con el proyecto gubernamental rechazan desempeñarse en las escuelas bolivarianas.

3. Déficit de recursos financieros para cubrir las necesidades de infraestructura, programas alimentarios, dotación de bibliotecas.

4. Retardos en los procesos administrativos que generan interrupciones en el programa alimentación, dificultades para la coordinación intersectorial, así como escasez de recursos para adquisición de materiales diversos.

5. Debilidad en la formación de los docentes, sobre todo, para asumir las nuevas responsabilidades de la escuela bolivariana.