SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.11 número23Ciencias agrícolas, modernización e inmigración en venezuela,1908-1948Caracterización del circuito caprino en el sector villa Araure (estado Lara, Venezuela) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Bookmark

Agroalimentaria

versión impresa ISSN 1316-0354

Agroalim v.11 n.23 Mérida dic. 2006

 

El circuito caprino en los estados Lara y Falcón (Venezuela), 2001-2003: una visión estratégica

Wilmer Armas[1], Miguel Arvelo[2], Aleyda Delgado[3], Ramón D´Aubeterre[4]

[1] Medico Veterinario (Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado, UCLA, Barquisimeto, Venezuela); M. Sc. en Gerencia Agraria (Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado, UCLA, Barquisimeto, Venezuela); Investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA). Dirección Postal: Instituto de Investigaciones Agrícolas del estado Lara. El Cují, vía Duaca, estado Lara, Venezuela. Teléfono: (58) (251) 2732074; e-mail: warmas@inia.gob.ve

[2] Ingeniero Agrónomo, Mención: Zootecnia (Universidad Central de Venezuela, UCV, Maracay- Venezuela); Post-Grado (MBA); Especialización en Economía y Mercadeo Agrícola, Mención Gerencia Agropecuaria (Universidad Central de Venezuela, UCV, Caracas, Venezuela); Representante del Instituto Iberoamericano de Cooperación Agrícola (IICA) en Ecuador. Dirección Postal: Av. 12 de Octubre N 24-584 y Francisco Salazar (esq.), Edif. Torre Sol Verde, piso 2. Quito, Ecuador. Teléfono: (59) (32) 2909002; e-mail: marvelo@iica.int.ve

[3] Ingeniero Agrónomo (Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado, UCLA, Barquisimeto, Venezuela); M. Sc. en Desarrollo Rural (Universidad Central de Venezuela, UCV-Maracay, Venezuela); Investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas (INIA). Dirección Postal: Instituto de Investigaciones Agrícolas del estado Lara. El Cují, vía Duaca, estado Lara, Venezuela. Teléfono: (58) (251) 2732074; e-mail: adelgado@inia.gob.ve

[4] Zootecnista (Kansas State University, EE.UU.); M. Sc. en Producción Animal (Oregon State University, EE.UU.); Candidato a Doctor (Universidad de Córdoba, España); Investigador del Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas del estado Lara y Profesor de Postgrado de Ovinos y Caprinos, UCLA, Decanato de Ciencias Veterinarias, Barquisimeto. Dirección Postal: Instituto de Investigaciones Agrícolas del estado Lara. El Cují, vía Duaca, estado Lara, Venezuela. Teléfono: (58) (251) 2732074; e-mail: rdaubeterre@inia.gob.ve

Resumen

En este trabajo se exponen los resultados del taller participativo «Visión estratégica de la cadena agroproductiva caprina» realizado en los estados de Lara y Falcón, el cual tuvo por objetivo establecer la visión del mencionado circuito determinando los asuntos críticos del mismo en la principal región productiva del país. El taller fue desarrollado con la metodología Desarrollo de Organizaciones para el Cambio (DOC). Los componentes detectados como los de mayor importancia para los efectos de un plan de actuación estratégico fueron Producción Primaria, Comercialización -con especial énfasis a la red de intermediación de carácter local- y el Consumidor. Se definieron cuatro áreas estratégicas con sus respectivos Asuntos Críticos, sobresaliendo los vinculados con la necesidad de mejorar la organización de los productores, desarrollar los servicios públicos, transferencia tecnológica y capacitación para perfeccionar la calidad de los productos y subproductos caprinos, ampliar el mercado interno y lograr una equidad económica entre el precio primario del productor y el obtenido por los intermediarios comerciales.

Palabras clave: capricultura, plan de actuación, oportunidades, limitantes, estrategias y asuntos críticos, Lara, Falcón, Venezuela

Abstract

The results of the participatory workshop «Strategic Vision of the Goat Agro production Chain» carried out in Lara and Falcon States are presented in this article, whose objective was to establish the vision of the before mentioned circuit determining its critical matters in the main productive region of the country.  The workshop was developed with Development of Organizations for Change (DOC) methodology.  Those components detected to have the greatest importance for the effects of a strategic action plan were Primary Production, Commercialization –with special emphasis on the local intermediary network – and the Consumer.  Four strategic areas with their respective Critical Matters were defined.  Those linked to the need to improve the producer’s organization, develop public services, transfer technology and train to improve the quality of goat products and sub-products, broaden the internal market and achieve economic equilibrium between the primary prices of the producer and that obtained by the commercial intermediaries remained.

Key Words:  goat culture, action plan, opportunities, limitations, strategic and critical matters, Lara, Falcón, Venezuela

résumé

Les résultats de une participative atelier dans les états du Lara et Falcon au Venezuela sont présentés en cet article, qui avaient comme objectif  établir la vision du circuit agroproductive du bétail caprin et déterminé les questions critiques du même a l´ouest du pays. L’atelier a été développé avec la méthodologie dénommée DOC (Développement d’Organisations pour le Changement). Les composants détectés comme ceux d’un plus grand poids pour les effets d’un plan d’action stratégique ont été Production Primaire, Commercialisation -emphase spéciale au réseau de médiation de caractère local- et le Consommateur. On a défini quatre Secteurs Stratégiques avec leurs Affaires Critiques respectives, en ressortant ceux liés à la nécessité d’améliorer l’organisation des producteurs, de développer les services publics, le transfert technologique et la qualification pour perfectionner la qualité des produits et sous-produits caprins, étendre le marché interne et obtenir une équité économique entre le prix primaire du producteur et de celui obtenu par les intermédiaires commerciaux.

Mots-clé: caprine, plan de action, opportunités, stratégies et questions critiques, Lara, Falcón, Venezuela

 Recibido: 02-07-2005 Revisado: 26-01-2005 Aceptado: 20-11-2006

1. INTRODUCCIÓN

La producción caprina es uno de los rubros más importantes para la alimentación de pequeños y medianos productores en el mundo. Según cifras de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) la población caprina aumentó de 575,2 millones en 1989 a 767,9 millones de cabezas en 2003, lo que significó un crecimiento interanual de casi 3% sólo superado por el rubro avícola. En Venezuela la población caprina registró un incremento interanual de 3,5% de 1985 a 1993 (D’Aubeterre, 1996) y menor al 2% en la última década según cifras oficiales. Sin embargo este aumento es superior al reportado por De La Fuente y Juares (1982) para Latinoamérica.

En Venezuela la ganadería caprina se desarrolla casi exclusivamente de manera extensiva en las zonas áridas y semiáridas del país. Autores como Ewel et al., (1976); Gallardo y Gado (1979) e Hidalgo (2000) mencionan que la producción caprina nacional se ubica en  zonas de vida de maleza desértica, monte espinoso tropical, bosque muy seco tropical y monte espinoso premontano, los cuales ocupan un área superior a los cuatro millones de hectáreas. Éstas están ubicadas principalmente en las regiones Zuliana, Centro Occidental y Nororiental de Venezuela. Las cuatro zonas mencionadas ocupan una superficie de 41.023 Km2, que representa el 4,75% del territorio nacional y donde se ubica el 20% de la población del país (Virgüez y Chacón, 2000).

Por otra parte la planificación del desarrollo de una cadena agroalimentaria está sustentada en la interacción de productores, intermediarios, consumidores y las instituciones de desarrollo tecnológico agropecuario, las cuales definen en conjunto con los otros actores la problemática de orden tecnológico y proponen soluciones para potenciar las oportunidades de la cadena (Velásquez et al., 1999).

El objetivo principal de este trabajo es establecer la visión del circuito agroproductivo de la ganadería caprina, a través de un diagnóstico que permita la identificación de la estructura, definición de los componentes principales, oportunidades y limitantes, así como el análisis de los asuntos estratégicos críticos del circuito de acuerdo con la visión de los principales actores del mismo.

2. MATERIALES Y MÉTODOS

La percepción y opiniones sobre la cadena agroproductiva caprina fueron recogidas de una muestra de tipo no probabilístico intencional, conformada por 17 representantes de asociaciones de productores caprinos de los ocho municipios con mayor producción caprina de los estados Lara y Falcón, 12 representantes de organizaciones gubernamentales y tres intermediarios (transportistas). Durante el desarrollo del taller y a lo largo de este documento se emplean indistintamente los términos cadenas o circuitos agroproductivos, con el mismo significado, entendiéndose como tales «el agrupamiento coherente y operacional de individuos o grupo de individuos que pueden denominarse actores o interventores, distribuidos en diferentes fases que tienen en común el hecho de que aumentan el valor agregado de un producto agroalimentario o de un grupo de productos en particular. El número de actores que participan en cada fase del circuito depende del tipo de relaciones que se establezcan, ya sea vertical u horizontalmente» (Martin et al., l999). Según los mismos autores el enfoque de circuitos presenta el interés pedagógico de permitir un corte claro del sector agroalimentario, aunque señalan lo costoso y demandante de tiempo que son este tipo de análisis; los cuales deben realizarse bajo algunos condicionantes previos. En el caso del circuito caprino en el país se consideró que existe en él una delicada situación, que requiere de opciones de políticas agroalimentarias por parte del gobierno que permitan que este rubro se mantenga y consolide como fuente de ingresos estables para un importante número de familias del semiárido.

La metodología utilizada para el diagnóstico del circuito fue la del Desarrollo de Organizaciones para el Cambio (DOC). Esta técnica emplea elementos de la planificación estratégica, con herramientas de trabajo grupal participativo e introduce elementos básicos y conceptuales que procuran uniformizar términos e interpretaciones, como fase previa al pronunciamiento de los participantes.

Los actores, a través de sesiones de trabajo orientadas por los facilitadores, definieron la visión de la cadena caprina, identificando los componentes principales, su funcionamiento e interacción. Así mismo identificaron las oportunidades, las limitantes del circuito caprino y los asuntos estratégicos críticos de la cadena. Estos últimos suelen definirse como aquellos eventos actuales o anticipados, situaciones o tendencias que tienen o tendrán un gran impacto en las actividades futuras del circuito y cuyos efectos durarán un período mayor a un año.

3. RESULTADOS Y DISCUSIÓN

3.1. Principales componentes de la cadena

La Figura Nº1 representa un modelo tipo de la cadena agroproductiva generada en el Taller. En ella se identifica un conjunto de factores externos de índole económico, comercial, político y tecnológico, entre otros, que influyen sobre las decisiones de los productores caprinos y los componentes que conforman la cadena caprina. Una vez analizados los diversos componentes que conforman la cadena agroproductiva caprina se identificaron, a través de un consenso de los diferentes actores, los de mayor peso o interés a los efectos de elaborar un plan de acción para el circuito.

Figura 1 Estructura de la cadena agroproductiva del ganado caprino en los estados Lara y Falcón (Venezuela)

Fuente: elaboración propia.

3.1.1. Producción primaria

La producción primaria está representada por los productores o ganaderos caprinos y sus unidades de producción. Si bien no existen estadísticas confiables sobre el número de productores dedicados a esta actividad, según estimaciones del Programa para los Pequeños Productores, Pescadores y Artesanos de las Zonas Áridas y Semiáridas de los estados Lara y Falcón (PROSALAFA), el número asciende a unas 20.000 familias productoras. De éstas, 42% se encuentran en pobreza crítica y obtienen ingresos de esta actividad de manera directa (INIA, 2002).

Los productores del área de estudio poseen mayoritariamente rebaños conformados por animales del tipo Criollo y mestizos, los cuales reciben un manejo zootécnico y veterinario muy escaso. Este manejo deficitario, aunado a unas condiciones socioeconómicas y agroecológicas adversas como escasez de la oferta forrajera todo el año y pocas fuentes de agua, han conformado una explotación básicamente de tipo extractiva que permanece en condiciones de subsistencia. Las organizaciones de productores caprinos en general, constituyen grupos débiles no cohesionados, que no han logrado obtener el espacio de poder que le correspondería a un rubro del cual dependen un importante número de familias.

3.1.1. Producción primaria

La producción primaria está representada por los productores o ganaderos caprinos y sus unidades de producción. Si bien no existen estadísticas confiables sobre el número de productores dedicados a esta actividad, según estimaciones del Programa para los Pequeños Productores, Pescadores y Artesanos de las Zonas Áridas y Semiáridas de los estados Lara y Falcón (PROSALAFA), el número asciende a  unas 20.000 familias productoras. De éstas, 42% se encuentran en pobreza crítica y obtienen ingresos de esta actividad de manera directa (INIA, 2002).

Los productores del área de estudio poseen mayoritariamente rebaños conformados por animales del tipo Criollo y mestizos, los cuales reciben un manejo zootécnico y veterinario muy escaso. Este manejo deficitario, aunado a unas condiciones socioeconómicas y agroecológicas adversas como escasez de la oferta forrajera todo el año y pocas fuentes de agua, han conformado una explotación básicamente de tipo extractiva que permanece en condiciones de subsistencia. Las organizaciones de productores caprinos en general, constituyen grupos débiles no cohesionados, que no han logrado obtener el espacio de poder que le correspondería a un rubro del cual dependen un importante número de familias.

La población caprina en Venezuela se ha estimado en 3,1 millones de cabezas, con un incremento significativo en la última década (FAOSTAT, 2003; MAT, 2002; FAO, 1998), lo que evidencia su importancia como fuente de proteína para la familia rural. Además, desde el punto de vista de producción de carne, es posible cubrir la demanda interna e incluso que se generen excedentes para la exportación hacia islas caribeñas; no obstante es importante resaltar la disminución registrada en el volumen de producción (cabezas) los últimos años. Sin embargo, en otros productos y subproductos caprinos se ha mantenido una demanda insatisfecha, como es el caso del queso de cabra y cueros, la cual es cubierta por importaciones.

3.1.2. Comercialización

La comercialización está representada básicamente por la red de intermediación de carácter local, así como por  la cadena de mercadeo y comercialización requerida para hacer disponible los productos caprinos al consumidor final. La misma presta también servicios de financiamiento a corto plazo y promoción del producto. Este es uno de los eslabones de la cadena que genera mejores ingresos, aunque su infraestructura es escasa y no asegura la calidad del producto (a modo de ejemplo baste señalar que, aproximadamente, sólo el 10% de los intermediarios realizan el transporte del producto en vehículo refrigerado).

Figura 2 Componentes principales del circuito caprino en los estados Lara y Falcón (Venezuela)

Fuente: elaboración propia. 

Cuadro 1

3.1.3. Consumo

El consumidor está caracterizado por el conjunto de usuarios finales de los productos y subproductos de la cadena caprina al nivel nacional e internacional. Según cálculos de población y producto ofertado, se estima la disponibilidad de carne caprina en los principales estados consumidores de aproximadamente 7,18 Kg./hab./año. La misma se concentra, al igual que la producción, en los estados centro-occidentales. Con la excepción del Distrito Capital, ese consumo corresponde a carne principalmente de cabritos, que es considerada como una exquisitez. No obstante debe aclararse que los estimados de consumo aparente aquí referidos toman como base los estados donde se sacrifica y consume el mayor número de animales y no la base de la población total del país. La disponibilidad por persona nacional según la Hoja de Balance de Alimentos de Venezuela (INN-ULA, 2002) es de 0,2 Kg./persona/año.

3.2. Agentes promotores

En los estados Lara y Falcón existen diversas organizaciones que promueven diferentes tipos de actividad caprina desde diferentes ámbitos como: investigación, infraestructura, extensión, asistencia técnica, servicios y en menor medida el crédito para la producción. Este último es cubierto en muy pequeña escala por fondos regionales de crédito. La mayor parte del financiamiento de la actividad es realizada por prestamistas, intermediarios y casas comerciales que financian los insumos básicos de la actividad.

3.3. Productos de la cadena y comercialización

Los productos y subproductos más importantes derivados del ganado caprino y los diferentes canales de comercialización, son observados en la Figura Nº1, coincidiendo con los reportados por D’Aubeterre y Sánchez, (1999) y D’Aubeterre (2000).

3.3.1. Animal en pie

Los cuatro canales de mercadeo de la carne caprina detectados fueron:

•  Productor-Consumidor: este canal es el de menor importancia, atendiendo al número de animales movilizados. Normalmente el consumidor encarga al productor la carne ya despostada, lo cual lo hace más barato.

•  Productor-Detallista-Consumidor: este proceso es mayormente usado en los estados Lara y Falcón. El detallista compra los animales en pie, los beneficia en salas de matanza tradicionales y luego vende el producto al consumidor. Este sistema es el que normalmente se observa a orilla de carretera.

• Productor-Transportista-Detallista-Consumidor: en este proceso normalmente el transportista,  luego de haber comprado los animales al productor, los lleva a una sala de matanza a la que cancela un derecho de uso. Luego de sacrificado el animal, el transportista toma la canal, el cuero, las vísceras y la cabeza, que distribuye a los detallistas para que éstos a su vez se encarguen de hacerlo llegar al consumidor. También se da el  aso que el mismo camionero vende directamente a los restaurantes y a carnicerías.

• Productor-Transportista-Mayorista-Detallista-Consumidor: este sistema es el predominante en el país. El mayorista compra los animales ya beneficiados al camionero y  distribuye a los diferentes centros de venta (o detallistas) para que éstos los hagan llegar al consumidor. Este canal es el más controlado por las autoridades sanitarias del país.

El precio promedio en pie para el segundo semestre del 2002 fluctuó entre 450 a 600 Bs./Kg. (aproximadamente 0,8 US$ en ese momento), dependiendo principalmente de la cercanía de los centros de distribución y consumo y de la edad del animal. El  precio en canal osciló entre 1.400 a 1.650 Bs./Kg. (aproximadamente en 2 a 2,5 US$ de la época), siendo afectado por las mismas variables.

Tabla 1

3.3.2. Cuero

En el primer canal de mercadeo de animales en pie descrito en el punto anterior, el productor y/o vendedor del puesto de carne vende el cuero al recolector. Éste a su vez lo vende al almacenista quien se encarga de venderlo a las tenerías. Una vez procesado es vendido a los distribuidores, quienes a su vez lo venden a las fábricas de productos de cuero, para ser transformados en productos  y vendidos al consumidor.

En el segundo canal el productor vende el animal en pie al camionero; éste a su vez lo vende al matadero, donde es comprado por el mayorista y quien lo vende a las tenerías. Una vez procesado el cuero es vendido a los distribuidores, quienes lo venden luego a las fábricas de cuero; finalmente, una vez elaborados los productos, se venden al consumidor. El tercero y último canal identificado es similar al primero, con la diferencia de que el matadero vende directamente a las tenerías.

3.3.3. Estiércol

Con este producto el recorrido se inicia en la finca del productor caprino, donde es recolectado por pequeños transportistas conocidos como «camioneteros». Éstos son quienes principalmente llevan el producto a los centros de acopio improvisados a orilla de carretera, en donde se traspasa a camiones de mayor capacidad (tipo F-750) que lo llevan directamente hasta los compradores finales. Estos últimos generalmente son productores de hortalizas localizados en las zonas altas de los estados Lara, Trujillo y Mérida  y, en menor grado, a viveros. Es de destacar que en los últimos años la demanda de este subproducto se ha incrementado, debido principalmente a sus características favorables de bajo precio y alto contenido de  materia orgánica, lo que permite mejorar la  estructura de los suelos en este tipo de explotaciones hortícolas.

3.3.4. Leche

En la comercialización de la leche caprina se han identificado los canales que se detallan a continuación:

•  Productor-Consumidor: al nivel local la leche caprina (en porcentaje muy bajo) o de los subproductos procesados (crema, suero, dulce y queso), en la unidad de producción.

•  Productor-Intermediario-Consumidor: en este proceso el intermediario compra los subproductos de la leche y luego los vende al consumidor, generalmente a orillas de carretera.

•  Productor-Detallista-Consumidor: el productor vende los subproductos a detallistas, que pueden ser charcuterías, supermercados o bodegas; esto generalmente ocurre sólo en la época de mayor producción de leche.

•  Productor-Intermediario-Detallista-Consumidor: el productor vende los subproductos caprinos a los intermediarios o «camioneteros» mencionados anteriormente, así como a otros dedicados solamente al queso, quienes los distribuyen a los detallistas en la ciudades donde es comprado por el consumidor.

Cuadro 2

3.4. Oportunidades y limitantes de la cadena caprina

Las oportunidades y limitantes fueron evaluadas en los componentes considerados de esta investigación. Los resultados se presentan en el Cuadro Nº3. Para cada componente se identificaron las principales áreas de oportunidades, así como las limitaciones presentes para el desarrollo del circuito.

Cuadro 3

Es importante destacar que los productores identificaron como limitantes principales la escasa organización y el bajo nivel educativo, relegando a un segundo plano el financiamiento de la producción. Este hecho da cuenta de un cambio de percepción del negocio caprino en el cual los actores principales consideran que aspectos inherentes a su participación son de mayor importancia al  financiamiento externo de la actividad a fin de que esta sea sustentable en el tiempo.

3.5. Áreas estratégicas y críticas

En el Cuadro Nº3 se presentan la identificación y priorización de las áreas estratégicas de la cadena caprina, así como la manera de abordarlas por parte de los productores comerciales e instituciones de investigación, extensión y servicios, para lograr en forma conjunta un desarrollo sostenible de dicho sector.

 4. CONCLUSIONES

En Venezuela el  rubro caprino ha sido considerado tradicionalmente una actividad de subsistencia, por lo que su importancia para las zonas semiáridas ha sido subestimada, no obstante el que esta actividad se haya desarrollado por más de cuatrocientos años en el país. El estudio del mismo bajo el esquema de cadena agroproductiva, delimitado al ámbito de la región Falcón-Lara, permitió profundizar el nivel de análisis destacando las interacciones entre los diferentes componentes como base para el diseño de estrategias que permitieran mejorar su desempeño.

A través de la metodología utilizada se identificaron los componentes de mayor importancia de la cadena: la producción primaria, la comercialización y el consumo, los cuales agrupan los diferentes actores de acuerdo con las funciones que realizan. Por su importancia destaca la producción primaria, ya que es al nivel de las fincas donde se realiza la mayoría de la transformación de los productos y subproductos, actividades efectuadas de forma artesanal y con mano de obra básicamente familiar. También se identificaron oportunidades, limitantes, áreas estratégicas y asuntos críticos del circuito.

El estudio permitió identificar una gran variedad de ventajas para el rubro, como la alta adaptabilidad del caprino a las condiciones agroecológicas de la zona estudia da, la amplia gama de productos y subproductos, mercados potenciales y generación de empleos. De igual manera fueron  detectadas  limitantes como la escasa organización de los productores, la existencia de escasos y/o ineficientes sistemas de comercialización, la falta de agregación de valor al nivel local, la calidad no uniforme en algunos de los productos de la cadena, la fallas en vialidad, la necesidad de implementar programas de investigación y transferencia de tecnología, así como la necesidad de mejorar la imagen del negocio caprino a través de la promoción. En este  último aspecto se trata de cambiar la  percepción que de él tienen los consumidores, orientándole al nivel de otros países como Francia y España.

La metodología de trabajo permitió establecer un proceso de concertación en el tema caprino bajo un esquema de cadena agroproductiva definiendo las líneas de  plan de acción entre los actores participantes con una estructura que podría permitir su instrumentación, seguimiento y evaluación. Así los actores han señalado como objetivos y metas necesarios, entre otros, lograr la organización de los productores caprinos superando su dispersión y la  falta de comunicación; ampliar la participación del sector productor en el diseño e implementación de políticas públicas sobre investigación, financiamiento y promoción; mejorar los sistemas comerciales a los fines de establecer relaciones más  equilibradas entre precios al nivel de productor primario e intermediarios; ampliar la demanda interna de productos y la capacidad de captación de nuevos mercados; mejorar la calidad y diversidad de los productos y  subproductos caprinos, mediante innovación y la agregación de valor a escala local; mejorar la vialidad agrícola e implementar sistemas de captación de agua para la producción. Es de esperar que los consensos en estos temas, definidos como estratégicos y críticos, sean considerados por los diferentes actores de la cadena en la planificación e implementación de sus planes para alcanzar un mejor desempeño del circuito en el corto plazo.

Referencias bibliográficas

1. D’AUBETERRE, Ramón. 2000. Mercadeo y comercializacion de los productos caprinos. En: Producción de Ovinos y Caprinos. FONAIAP Centro de Investigaciones Agrícolas del estado Lara (Ed.). Barquisimeto, estado Lara: 365.        [ Links ]

2. D’AUBETERRE, Ramón. 1996. Potential for Capra hircus to Increase Goat Meat Production in Venezuela. Tesis Maestría. EE.UU.: Oregon State University.        [ Links ]

3. D’AUBETERRE, Ramón; SÁNCHEZ, Cecilia. 1999. Posibilidades de mercadeo y comercialización de productos lácteos caprinos. En: Curso-Taller La Cabra y sus Derivados Lácteos. Ed. FONAIAP CIAE Lara. Barquisimeto, estado Lara: 38.        [ Links ]

4. DE BOER, John. 1982. Goat and Goat Production Market prospects: an International Prospective. In: Proceedings of the Third International Conference on Goat Production and Disease. Tucson, Arizona: 37-44.        [ Links ]

5. DE LA FUENTE, G.; JUÁREZ, A. 1982. The emerging role of goat in world food production. The case of Mexico. In: proceedings of the Third International Conference on Goat production and Disease. Tucson, Arizona: 144-148.

6. DELGADO, Aleyda. 2001. Informe Anual CIAE Lara. Barquisimeto, estado Lara. Venezuela: CIAE.

7. EWEL, J.; MADRID, A.; TOSI, J. 1976. Zonas de Vida de Venezuela. Caracas: Ministerio de Agricultura y Cría. Fondo Nacional de Investigaciones Agropecuarias. Ed. 2: 265.

8. FAO. 1998. Production Year Book. Rome: FAO.

9. FAOSTAT. 2003. Production Year Book. Rome: FAO.

10. GALLARDO, Augusto; GADO, Claudio. 1979. Los pastizales de las Zonas Desérticas de la América Latina y su Contribución a la Producción del Ganado Caprino. En: Simposio Internacionale Sulla Integrazione Delle Zone Aride e Semi-aride Delle América Latina, Rome.

11. HIDALGO, Otoniel. 2000. Situación Actual y Perspectivas de la Ganadería Caprina en Venezuela. En: Producción de Ovinos y Caprinos. Lara: FONAIAP Centro de Investigaciones Agrícolas del estado Lara,  p 11.

12. INSTITUTO NACIONAL DE INVESTIGACIONES AGRÍCOLAS. 2002. Informe Final INIA-PROSALAFA , año 2001-2002. Barquisimeto: Centro de Investigaciones Agrícolas del Estado Lara: 10.

13. INSTITUTO NACIONAL DE NUTRICIÓN-UNIVERSIDAD DE LOS ANDES. 2002. Hoja de Balance de Alimentos. Mérida (Venezuela): INN-ULA.

14. MINISTERIO DE AGRICULTURA Y CRÍA, MAC-OCEI. 1991. Anuario Estadístico Agropecuario. Caracas: MAC.

15. MINISTERIO DE AGRICULTURA Y CRÍA, MAC-OCEI. 1994. Anuario Estadístico Agropecuario. Anuario Estadístico. Caracas: MAC.

16. MINISTERIO DE AGRICULTURA Y CRÍA, MAC-OCEI. 1999. Anuario Estadístico Agropecuario. Caracas: MAC.

17. MINISTERIO DE AGRICULTURA Y TIERRAS. 2002. Anuario Estadístico Agropecuario. Anuario Estadístico. Caracas: MAC.

18. MARTIN, Frederick; LARIVIÊRE, Sylvain; GUTIÉRREZ, Alejandro; REYES, Alejandro. 1999. Pautas para el análisis de circuitos agroalimentarios. Caracas: Fundación Polar.

19. VIRGÜEZ, Germán; CHACON, Eduardo. 2000. Potencial de las Zonas Áridas y Semiáridas para la Producción Animal en Venezuela. En: Producción de Ovinos y Caprinos. Ed. por FONAIAP Centro de Investigaciones Agrícolas del estado Lara. Barquisimeto, estado Lara (Venezuela): 75.

20. VELÁSQUEZ, Fabio; PLAZA, Jorge; GUTIÉRREZ, Braulio; PULIDO, José; RODRÍGUEZ, Gonzalo; ROMERO, Mandius; CARRANZA, José. 1999. Método de Planificación del Desarrollo Tecnológico en Cadenas Agroindustriales que Integra Principios de Sostenibilidad y Competitividad. La Haya, Países Bajos: Servicio Internacional para la Investigación Agrícola Nacional (ISNAR).