SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.19 número2Porcentaje del grado de infestación de Polydora cf. websteri hartman, 1943 (polychaeta: spionidae) por clase de talla de Crassostrea rhizhophorae (GUILDING, 1828) de la laguna la restinga (isla margarita, venezuela) índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

  • No hay articulos similaresSimilares en SciELO
  • En proceso de indezaciónSimilares en Google

Bookmark

Revista Científica

versión impresa ISSN 0798-2259

Rev. Cient. (Maracaibo) v.19 n.2 Maracaibo mar. 2009

 

Editorial

Nuevas tendencias en la investigación agropecuaria

    La reciente exposición del Dr. Jaime Requena, especialista en sociometría de la ciencia venezolana y miembro destacado de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales de Venezuela, trae a colación la diferencia que existe entre el ámbito nacional y el ámbito en la Universidad del Zulia sobre los disciplinas académicas de las publicaciones científicas incluidas en el ISI (Institute of Scientific Information) donde el total nacional revela que sólo el 5% de las publicaciones pertenecen al área agropecuaria, situación que contrasta en la Universidad del Zulia, donde el 20% de sus publicaciones provienen del área agropecuaria. Esto tiene que ver con una buena política de estímulo a la Revista Científica de la Facultad de Veterinaria y Revista de Agronomía de la Facultad de Agronomía cuya calidad e interés científico de sus artículos, las hizo merecedoras de estar incluidas en el ISI. Por otra parte, lo anteriormente expuesto también revela que estamos en la dirección correcta de las políticas de investigación instauradas por la Universidad del Zulia, a través de sus Facultades del área agropecuaria, avizorando que el futuro de las investigaciones y la solución de los problemas agroalimentarios que confronta el país está en el financiamiento y soporte tecnológico apropiado de las investigaciones en esta área. En este sentido, coincidimos con los razonamientos de Tapia y Espinosa1 al mencionar que: “la investigación agropecuaria debe responder a las nuevas exigencias ambientales y al mismo tiempo debe ajustarse a una demanda más urbana por alimentos, con mayor énfasis en el valor agregado de los productos primarios, buscando su diferenciación y la conservación de los recursos naturales para mejorar la competitividad y sostenibilidad de las tecnologías generadas”.

   No obstante existen ciertas limitaciones u obstáculos para realizar investigaciones en el sector agropecuario, principalmente provenientes de los entes gubernamentales, para ellos el conocimiento o la investigación son poco utilizados cuando se trata de procesos en la toma de decisiones. Existe una diferencia entre un ambiente científico y un ambiente político (Two communities theory) que podría explicarse mediante razones adicionales adjudicadas a lo político, ente responsable de la toma de decisiones, como son: poca atención a procesos innovadores, la creatividad es desechada, poco énfasis en el desarrollo de objetivos y planes de investigación, más aún, investigacio nes cruciales o de alto impacto en la sociedad son ignoradas debido a los altos costos de inversión en las políticas existentes y por último, la crisis política nacional incide negativamente en el desarrollo de una seguridad agroalimentaria sustentable y eficiente a largo plazo.2

   Es indudable que el papel que debe jugar la investigación agropecuaria está, sin menoscabo de la investigación básica, principio de toda generación de nuevos conocimientos, en enfocar las investigaciones hacia la solución de los problemas que abarcan el desarrollo rural, la seguridad agroalimentaria, la conservación del ambiente y la lucha contra la pobreza.3

   Para que todo ello ocurra es necesario un cambio de estrategias que involucre el trinomio Investigador-Universidad-Estado, otorgando prioridades a los problemas ya mencionados, dando un sentido de pertinencia social y utilidad (aplicabilidad) práctica a las investigaciones. Los resultados de esta asociación se harán realidad si cada quien asume su responsabilidad, el investigador formando grupos de trabajo en redes de investigación, la universidad con políticas de estímulo y formación de nuevos investigadores y el Estado, con la asignación presupuestaria adecuada hacia las actividades de investigación agropecuarias.

Dr. Gilberto Vizcaíno

Prof. Titular Emérito de la Universidad del Zulia .Coord. Secretario del CONDES-LUZ

1TAPIA NARANJO, A.; ESPINOSA GARCÍA, J.A. Tecnociencia y las políticas públicas para el desarrollo de la investigación agropecuaria en México (2004). En línea: www.uaemex.mx/esocite/esocite2004/docs/L.

2STONE, D. Using Knowledge: The Dilemmas of “Bridging Research and Policy”. Compare 32(3):285-96. 2002.

3LABRADOR GARCÍA, C.E. Integración de los diferentes enfoques de la investigación agropecuaria en Venezuela. VII Encuentro Internacional RIMISP. Turrialba, Costa Rica (1996). En línea: www.rimisp.org/seccion.php?seccion=55