SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.45 número2Rasgos de personalidad, ajuste Psicológico y Síndrome de agotamiento en personal de enfermería índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Servicios Personalizados

Articulo

Indicadores

Links relacionados

Bookmark

Investigación Clínica

versión impresa ISSN 0535-5133

Invest. clín v.45 n.2 Maracaibo jun. 2004

 

EDITORIAL
Vinculación Universidad-Sector Externo:
una estrategia gerencial. 

    Durante los últimos años ha habido una creciente convicción de la necesidad e importancia de vincular la actividad científica y tecnológica de las universidades y sus centros de investigación de forma más estrecha y formal con su entorno, con el propósito de satisfacer a éste sus requerimientos de servicios, de investigación y desarrollo, así como de educación continua; de manera que pueda enfrentar las demandas presentes y futuras con mejores perspectivas de éxito. 

    Esta colaboración entre las universidades y el sector externo, entendido este último según Muga (1) como una amplia gama de organismos, instituciones, empresas y particulares hacia los cuales la universidad puede entregar su aporte, sería ventajosa para ambas partes al unirse características y competencias complementarias para producir una sinergia, lo cual conduciría al beneficio mutuo. 

    Las universidades poseen una dotación importante de recursos humanos calificados, infraestructura, equipos y laboratorios, con la finalidad de cumplir sus objetivos internos de docencia e investigación. Sin embargo, mediante una estrategia gerencial adecuada, el uso de estos recursos podría extenderse hacia objetivos externos, tales como contribuir a resolver la demanda de prestación de servicios científicos y tecnológicos de su entorno, obteniéndose de esta manera logros significativos para la universidad. 

    Tradicionalmente estos dos sectores se han visto enfrentados por diferencias de concepciones respecto al papel que ellos deben cumplir, las diferencias de intereses en cuanto a los servicios y beneficios que cada uno espera obtener del otro, así como por la escasa disposición para iniciar un acercamiento. 

    Es así, como la universidad pretende generar conocimientos y difundirlos hacia la sociedad, contemplando el bienestar social. El científico siempre ha tenido la libertad para elegir la materia de su investigación y publicar los resultados obtenidos sin restricciones. Por su parte el sector externo, particularmente el sector productivo, tiene intereses específicos, quiere investigaciones aplicadas a la solución de sus propios problemas y desea exclusividad en cuanto a los resultados. 

    En esta circunstancia, es innegable la necesidad que un sector tiene del otro para solventar sus deficiencias. Estos entes han tenido y tienen por delante un desafío de proporciones, que de afrontarlo exitosamente no sólo contribuirían a mejorar el bienestar de la sociedad, sino que también habrán dado pasos importantes tanto en su crecimiento académico y económico como científico-tecnológico. 

    En las universidades Latinoamericanas, similar a los países desarrollados, empieza a inculcarse la apertura y búsqueda de alianzas con el sector productivo como medio fundamental para gestionar, por diversas vías, la obtención de recursos económicos complementarios a los otorgados por el Estado para su funcionamiento. Esto ha ocasionado cierta inquietud en los representantes universitarios, por cuanto se pudiera desvirtuar el papel fundamental de la universidad. 

    Es conocida la confrontación entre la cultura universitaria y la cultura de las empresas. Por un lado, en las universidades se cuestiona si éstas deben involucrase en esta relación y tipo de actividades; hay desconocimiento y temor por el mundo empresarial; a la posibilidad de perder la libertad académica y al inmediatismo de los proyectos empresariales. Del lado del empresario, hay recelos de diversa naturaleza y fundamentalmente existen dudas acerca del cumplimiento de las tareas concertadas en los plazos determinados y acerca del mantenimiento de la confidencialidad de los resultados obtenidos (2). 

    En este contexto Espinoza (3) sugiere, que en la relación universidad-sector productivo es necesario el establecimiento de una política formal que regule todo el esfuerzo de vinculación, para evitar desvirtuar el papel principal de la universidad. 

    Si bien es válida esta inquietud sobre el papel a futuro de las universidades, Moreno (4) plantea, que nunca la vinculación de la universidad con el sector productivo va a ser una fuente determinante de recursos para la universidad. En los Estados Unidos, las más prestigiosas universidades sólo reciben por su vinculación con el sector productivo, entre 15 y 20% de sus ingresos totales. En los países latinoamericanos está lejano el día en que una universidad pública reciba el 10% de sus ingresos totales por contratos con el sector productivo. Aunque esta fuente de ingresos no es despreciable, las universidades no van a deformar su misión y sus objetivos por obtener ingresos de parte de las industrias, en porcentajes tan minoritarios. 

    En América Latina, al igual que en los países industrializados, existen importantes experiencias de vinculación universidad-sector productivo, tal es el caso de la Rectoría de la Pontificia Universidad Católica de Chile quien en 1978, como una manera de abrir caminos de vinculación con el sector productivo, preparó con diversos grupos académicos, un minucioso catálogo de las acciones que la universidad estaba en condiciones de efectuar si le eran requeridos para la producción de bienes y servicios (5). 

    La publicación de dicho catálogo tuvo inmediato impacto en los sectores empresariales públicos y privados, acercando efectivamente a las partes y creando hacia el interior de la universidad una conciencia clara de vinculación. En la actualidad el cien por ciento de las unidades académicas realizan actividades de vinculación y cuentan con personal especializado en el tema. 

    Por su parte, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), tratando de dar respuesta al problema de la vinculación con el sector productivo, creó en 1983 la Dirección General de Desarrollo Tecnológico con el objeto de vincular su potencial tecnológico con las demandas de la industria, proporcionado a la comunidad universitaria diversos servicios de gestión para lograr la expedita transferencia de tecnología al sector productivo (6). 

    Similar a estos países en Venezuela existen importantes experiencias en las universidades nacionales, mediante la creación de empresas apoyadas en sus centros de investigación y desarrollo que buscan la interacción con el sector externo. Tal es el caso, entre otros, del Centro de Innovación Tecnológica de la Universidad de los Andes, el Departamento Académico de Conversión y Transformación de Energía de la Universidad Simón Bolívar, Corpórea Producciones de la Universidad Central de Venezuela, el Centro de Estudios de Corrosión de La Universidad del Zulia (3). 

    Además de estas dependencias universitarias dedicadas a la solución de problemas en el área de ingeniería, las universidades públicas venezolanas cuentan con renombradas instituciones en el área de la salud que también han logrado vincularse con sector externo, tal es el caso, del Instituto de Investigaciones Clínicas “Dr. Américo Negrette”, la Unidad de Genética Médica y el Instituto de Enfermedades Cardiovasculares en La Universidad del Zulia; Desarrollos Bioalergenos y Facfar, del Instituto de Medicina Experimental y Facultad de Farmacia de la Universidad Central de Venezuela respectivamente, entre otros. 

    Existen también, anexos a varias universidades publicas nacionales, otras instituciones como el Parque Tecnológico Universitario del Zulia, la Corporación Parque Tecnológico de la Universidad Simón Bolívar, la Fundación Parque Tecnológico de Barquisimeto y la Corporación Parque Tecnológico de Mérida, cuya misión es la vinculación con el sector productivo, con el propósito de dar respuesta a las necesidades de este sector a través de las investigaciones y servicios desarrollados en dichas universidades. 

    Los logros alcanzados por las universidades publicas venezolanas, en los últimos años, en su intención de vinculación con el sector externo pudieran acrecentarse y consolidarse mediante un adecuado plan estratégico gerencial que permita una mayor difusión y promoción de los resultados de sus investigaciones y servicios, de tal manera que puedan llegar de una forma más amplia y directa, a un mayor número de potenciales clientes. 

Gilberto Campos 

University-External Sector Vinculation: a strategic management. 

    The University-External Sector vinculation is an increasing phenomenon in Latin America as in the rest of the world. The universities through its investigation processes actively participate in the creation and incorporation of science and technology to produce technological processes, to bring foreign technology into national reality, and also to create and transmit innovation for the productive sector. In those ways these institutions achieve bonds with the external sector which provide them with additional income and allows them to have certain relief for their tight teaching and investigation budgets. Several studies in university organizations have been made to identify the motivations and barriers for de adequate development of the interaction between the university and the external sector. The lack of vinculation between these institutions could be due in part to the lack of knowledge that the external sector has of the possibility to obtain services from the university, and also the lack of knowledge that the university has about the needs of potential users of their services. The goals achieved by public Venezuelan universities, in the last years, in their search of a vinculation with the external sector could grow and consolidate through an adequate strategic management plan that allows a mayor diffusion and promotion of the results of their investigations and services, to reach in a wider and more direct way, and to a greater number of potential clients. 

1. Muga AN. La prestación de servicios universitarios. En: Gestión tecnológica y desarrollo universitario. CINDA, colección ciencia y tecnología No. 39. 1994; 163-229. 

2. Ryder E. ¿Es la investigación una prioridad en la universidad venezolana? Invest Clín 1998; 39(2): 71-75. 

3. Espinoza RR. Experiencia de la relación entre la universidad y el sector productivo en un país en vías de desarrollo. En: Naturaleza y alcance de la relación universidad- sector productivo. Editorial de La Universidad del Zulia 1999; 112-163. 

4. Moreno PF. Relaciones de la universidad con el sector productivo: una nueva área de la transferencia de tecnología. Espacios 1992 (citado 7 Marzo 2004); 13(1). Disponible en URL: http//www.revistaespacios.com/a92v13n01/30921301.html. 

5. Muga AN, Alsina JN. Vinculación universidad sector productivo: Pontificia Universidad Católica de Chile. En: Vinculación Universidad Sector Productivo. CINDA, colección ciencia y tecnología No. 24. 1990; 261-282. 

6. Solleiro JL. L bsp;  Investigación Clínica 45(2): 2004