SciELO - Scientific Electronic Library Online

 
vol.30 número9COMPARACIÓN DE LA TOLERANCIA A LA SEQUÍA DE CUATRO VARIEDADES DE MAÍZ (Zea mays L.) Y SU RELACIÓN CON LA ACUMULACIÓN DE PROLINAMINERALIZACIÓN Y CINÉTICA DEL FÓSFORO EN EL TEJIDO ÓSEO DE POLLOS ALIMENTADOS CON FOSFATOS NO DEFLUORINADOS índice de autoresíndice de materiabúsqueda de artículos
Home Pagelista alfabética de revistas  

Interciencia

versión impresa ISSN 0378-1844

INCI v.30 n.9 Caracas sep. 2005

 

SELECCIÓN DE PARÁMETROS EN EL DISEÑO DE UNAINSTALACIÓN MÓVIL PARA LA ORDEÑA DE CABRAS

Dietmar Rössel, Hipólito Ortiz Laurel y Adrián Raymundo Quero Carrillo

Dietmar Rössel. Ingeniero Mecánico y M.C., Universidad de Dresden, Alemania. Dr-Ing, Universidad de Rostock, Alemania. Profesor Investigador, Colegio de Postgraduados, Campus San Luis Potosí, México. Dirección: Iturbide 73, Salinas de Hgo., S.L.P. C.P. 78600, México. e-mail: edietmar@colpos.mx

Hipólito Ortiz Laurel. Ingeniero Mecánico Agrícola, Universidad de Guanajuato, México. M.Sc. y Ph.D., Cranfield Institute of Technology, RU. Profesor Investigador; Colegio de Postgraduados, Campus Córdoba. Dirección: km. 348 Carr. Fed. Córdoba-Veracruz, Córdoba, Veracruz, C.P. 94500, México. e-mail: hlaurel@colpos.mx

Adrián Raymundo Quero Carrillo. Ingeniero Agrónomo, Universidad Autónoma Agraria Antonio Narro, México. M.Sc., Colegio de Postgraduados, México. Ph.D., Texas A & M University, EEUU. Profesor Investigador; Colegio de Postgraduados, Campus San Luis Potosí. e-mail: queroadrian@colpos.mx

Resumen

El proceso de producción de la leche de cabra debe ser realizado con tecnología similar a la utilizada en la ordeña de vacas en sistemas intensivos. En años recientes, la leche de cabra ha adquirido nuevos adeptos; la leche fresca la consumen personas con alergia a la leche bovina o con problemas por el tamaño de la partícula grasa, y con la leche de cabra se elaboran diferentes tipos de quesos, entre otros productos. Un consumidor cada vez más informado exige tanto higiene en el proceso de ordeña como calidad sanitaria; principalmente control de la brucelosis, debido a su alta incidencia en Latinoamérica. Por lo tanto, es fundamental que durante el proceso de producción y transformación de la leche se preste mayor atención a la calidad de la misma, asegurando a los consumidores un producto de excelente calidad. Este trabajo enlista los principales parámetros que debe tener el equipo adecuado para la ordeña de cabras en sistemas tecnificados de bajo costo y lechería familiar, predominantes en el Altiplano de México y otras regiones de pastoreo extensivo en el mundo. Lo anterior involucra el proceso de ordeña mismo y su interacción con otros elementos del sistema mecanizado. Se proponen las características del diseño para que la ordeña sea realizada en una instalación móvil, adaptable a la mayor diversidad de sistemas de producción de leche de cabra.

Summary

Goat milk production should be carried out using the same technology employed in intensive cow milking systems. Recently, a larger number of consumers demand goat’s milk. People with allergies or problems due to the larger size of fat globules of cows milk consume fresh goats milk, which is also used to produce several types of cheeses, among other products. A well informed consumer demands better management procedures for handling goats milk as well as better hygiene, mainly regarding control of brucellosis, a high incidence disease in Latin America. Therefore, it is important to pay more attention to quality and hygienic aspects during the milk production and transformation processes. Following certain basic rules, it is possible to guarantee consumers a high quality product. This paper includes a list of the main parameters and characteristics for a suitable low cost goat milking equipment for family enterprises, which predominate in the Mexican high plains and other regions of intensive grazing in the world. The milking process and its interaction with all other devices and procedures in a mechanized system are analyzed. The design of a mobile installation for milking goats, adaptable to a wide range of milk production systems, is presented.

Resumo

O processo de produção do leite de cabra deve ser realizado com tecnologia similar à utilizada na ordenha de vacas em sistemas intensivos. Em anos recentes, o leite de cabra tem adquirido novos adeptos; o leite fresco é consumido pelas pessoas com alergia ao leite bovino ou com problemas pelo tamanho da partícula gordurosa, e com o leite de cabra se elaboram diferentes tipos de queijos, entre outros produtos. Um consumidor cada vez mais informado exige tanto higiene no processo de ordenha como qualidade sanitária; principalmente controle da brucelose, devido a sua alta incidência na América Latina. Portanto, é fundamental que durante o processo de produção e transformação do leite se preste maior atenção à qualidade da mesma, assegurando aos consumidores um produto de excelente qualidade. Este trabalho relaciona os principais parâmetros que deve ter a equipe adequada para a ordenha de cabras em sistemas tecnificados de baixo custo e produção de leite doméstico, predominantes no Altiplano de México e outras regiões de pastoreio extensivo no mundo. O anterior envolve o processo próprio de ordenha e sua interação com outros elementos do sistema mecanizado. Propõem-se as características do desenho para que a ordenha seja realizada em uma instalação móvel, adaptável à maior diversidade de sistemas de produção de leite de cabra.

PALABRAS CLAVE / Control de Calidad de la Leche / Equipo de Ordeña / Ordeña Mecanizada de Cabras /

Recibido: 24/09/2004. Modificado: 28/06/2005. Aceptado: 20/07/2005.

Introducción

Los productos lácteos caprinos se han convertido en atracciones culinarias en mercados consumidores de los EEUU y Canadá, donde la calidad sanitaria del producto es rigurosamente controlada (Soryal et al., 2003), y han sido, por muchos años, reconocidos como altamente benéficos en el viejo mundo. Principalmente por la gran variedad de quesos con aromas y sabores especiales (Haenlein, 2001; Laschi et al., 2004), aunque también se ha incrementado el consumo de la leche fresca para bebés y otros consumidores con problemas específicos atribuibles a la leche bovina: preferencias, alergias, tamaño de partícula grasa, mayor riesgo de la leche bovina que libera xantina oxidasa, enzima ampliamente relacionada con arteriosclerosis (Heinlein y Caccese, 2003).

Sin embargo, entre las principales limitantes que se han detectado en el consumo de leche de cabra en un mercado urbano cada día más informado, se encuentran principalmente los aspectos sanitarios que se refieren a la higiene y la presencia de enfermedades transmisibles como la brucelosis. Por lo tanto, ante la necesidad de producir para un mercado potencial de exportación o consumo nacional, es imprescindible contar con una organización de la producción y transformación de la leche que sea eficiente e higiénica (Milchordnung, 2002).

Aunque ha habido mejoras de la calidad organoléptica de la leche, de los esquemas de manejo (suplementacion alimenticia, monitoreo del hato, transhumancia, etc.) y rentabilidad de la producción, para satisfacer las demandas anteriores es necesario producir la leche de cabra de forma tecnificada, de la misma manera como se realiza el proceso de ordeña con bovinos, en sistemas intensivos de producción. Esto involucra el cumplimiento de rigurosas normas sanitarias, las cuales varían en cada país y son difíciles de alcanzar en sistemas tradicionales de ordeña; por la exposición a la contaminación del producto; por aspectos de la técnica de ordeña, tradicionalmente manual; de almacenamiento, escasamente tecnificado; y de transformación del producto, escasamente tecnificado y planeado para añadir valor agregado (quesos, yogurt, cremas, etc). Lo anterior ha limitado la popularidad de la leche de cabra, dado que generalmente ésta proviene de explotaciones familiares de traspatio, donde la leche es considerada como un ingreso adicional y se comercializa en mercados locales o para autoconsumo (Heinlein y Caccese, 2003).

Dado lo anterior, se considera de gran ventaja la disponibilidad de un equipo de bajo costo, adaptado a las necesidades de los sistemas de producción o sistemas que se pueden intensificar mediante suplementación y pastoreo de praderas inducidas (Dartt et al., 1999) y la mejora genética del hato (Bauman, 2003), además de otras estrategias posibles. Esto, aunado a planeaciones básicas en la explotación de ordeña (el sitio de ordeña separado de la majada, accesibilidad a la ordeña, etc.), se reflejará en una mayor producción de leche con calidad altamente comercializable.

Asimismo, la limpieza de las instalaciones, equipo de ordeña y almacenamiento de la leche, requieren de la mayor atención durante el tiempo del uso, así como en la fase de planeación de la instalación para la producción. Igual de importante es el entorno ergonómico de los productores, quienes deben procurar atender con mayor esmero el proceso completo de la cadena; producción-almacenamiento-comercialización, sin descuidar su vinculación con la higiene.

El diseño de la instalación transportable que se propone para la ordeña de cabras pretende cumplir aspectos importantes de bajo costo, desarrollo modular, movilidad acorde a las necesidades de transhumancia del hato en pastoreo, facilidad de limpieza y mantenimiento. Lo anterior para lograr una producción eficiente, económica e higiénica de la leche de cabra, integrando las necesidades particulares de la especie y la fisiología caprinas con el equipo de ordeña-almacenamiento y su calibración adecuada, para promover la salud de las cabras y lograr reducción de mastitis mecánica y estrés en los animales, entre los problemas de mayor importancia, en los sistemas de pastoreo extensivo, predominantes en Latinoamérica.

Con base en un análisis comparativo de tipos, calibraciones, principios de operación y diseño de las máquinas y equipos existentes para la ordeña de cabras y ovejas y en base a los reportes de eficiencia, costos, facilidad de manejo de hato e incidencia de mastitis, principalmente, se plantean las características que debe tener una instalación de ordeña aplicando la tecnología para que la producción pueda llevarse a cabo en una unidad móvil.

Materiales y Métodos

La selección del prototipo se realizó mediante una sistematización y evaluación de las construcciones y equipos disponibles para rumiantes menores; caprinos y ovinos, altamente utilizados en Europa y Asia Menor, reportados en la literatura comercial y especializada. Entre los aspectos más importantes que se consideraron, se encuentran:

Disposición del área de ordeña

La selección del sitio es importante para una tecnología de ordeña que provoque poco estrés y alto rendimiento de leche. Para lograr un producto lácteo de calidad para el mercado moderno, se deben establecer y cumplir reglamentos internacionales vigentes en materia de construcciones (condiciones de ordeña y almacenamiento) y de calidad sanitaria de la leche de cabra a comercializar (MAG-Canadá, 2004), los cuales son inexistentes en Latinoamérica. Durante el periodo de planeación, se debe considerar la ubicación de los espacios para la producción, la instalación técnica y la tecnología de procesos, sobre todo en cuanto a higiene se refiere.

La ordeña debe realizarse en un área separada del establo, a fin de evitar posibles fuentes de contaminación de la leche. Los espacios de la instalación de ordeña, así como los espacios de almacenamiento del producto, deben ser fáciles de limpiar. Ahí se deben encontrar solo los instrumentos indispensables para la ordeña y la conservación de la leche. Asimismo, es fundamental disponer de un suministro abundante de agua limpia. Finalmente, es conveniente que la bomba de vacío y la tubería de escape se encuentren fuera de la sección de ordeña.

Conveniencia de una plataforma transportable

A fin de facilitar el trabajo del ordeñador y considerando los aspectos ergonómicos básicos, se consideró conveniente la utilización de una plataforma de ordeña transportable que cuente con los equipos indispensables. Aunque es posible realizar la ordeña al nivel del piso, cuando se tienen más de 10 animales para ordeñar, la labor del ordeñador es más eficiente y confortable con esa plataforma, por lo que se le asigna una diferencia de altura desde el piso de alrededor de 1m. Este valor esta relacionado al tamaño de una persona de 1,8m de altura. En caso de que la persona tenga una variación en altura de ±100mm, debe ser posible cambiar la distancia entre la plataforma y el piso en 5mm.

Distribución de espacios sobre la plataforma

El espacio longitudinal para el animal varía de 900 a 950mm, medido desde el borde de la plataforma hasta la reja del comedor. La instalación de un comedor tiene la ventaja de poder ofrecer alimento al animal para atraerlo a la posición de ordeña y retenerlo en esa posición con una reja de trampa. Para esta área se requiere de un espacio adicional de 250mm, por lo que es preciso asignarle a cada animal un espacio total de 1200mm. El ancho del lugar destinado a la ordeña debe ser de 320 a 330mm, el cual es suficiente y cómodo para los animales durante el tiempo que dura la ordeña.

Selección del sistema de ordeña

Con un hato de 8 a 10 animales en lactancia es más económico disponer de una instalación de ordeña con cubetas o botellones de vidrio, para facilitar el manejo de la leche además de que se reduce el tiempo de ordeña. El tiempo empleado para la estimulación de los animales y el utilizado para la limpieza antes y después de la ordeña, mantiene una relación aceptable respecto al tiempo activo de la misma (Bruckmaier y Blum, 1998; Bruckmaier et al., 1994).

Las cubetas modernas tienen un volumen de 27 a 33 litros y se les puede conectar dos juegos de ordeña, por lo que una persona con dos cubetas y cuatro juegos ordeñadores colocados en línea puede trabajar eficientemente con un hato de 30 a 40 animales. El inconveniente es el contacto de la leche con el ambiente exterior en el trayecto desde el animal hasta el recipiente de almacenamiento con refrigeración. Con un hato superior a 40 cabezas es común acondicionar la ordeña con tubería por debajo de la plataforma, eliminándose el transporte de las cubetas. Esta solución permite que el lugar de trabajo del ordeñador quede totalmente libre para realizar la ordeña y la limpieza; además, de no haber mangueras colgadas desde el pulsador hasta cada juego de ordeña, lo que facilita el tráfico de equipo y personal.

Determinación del número de juegos de ordeña

Debido a que los tiempos para la ordeña son relativamente cortos en sí y largos para el traslado de un animal desde el establo al área de ordeña, es frecuente el uso de un juego de ordeña por cada 2 o 3 lugares para los animales en la sala de ordeña (remolque). Por ejemplo, con una instalación de 12 lugares individuales, se puede trabajar con 4 y hasta 6 juegos ordeñadores, por lo que un solo trabajador puede atender de 60 a 90 animales por hora de trabajo.

Para la selección del número de juegos de ordeña se siguen dos criterios: 1) el ordeñador tiene la capacidad para manejar un máximo de 3 a 6 juegos de ordeña, y 2) el número de cubículos (cajones o espacios) en el área de ordeña y el total de animales en producción en el establo y en la explotación deben ser considerados para definir el número de grupos que se forman para llenar esos cajones. Para definir las necesidades de equipo a futuro, la variabilidad del número de animales en producción durante el año y el crecimiento a futuro de la explotación son los aspectos más importantes. Por ejemplo, para hatos de 80 a 100 animales pueden considerarse dos instalaciones iguales o una sola instalación con dos hileras, con el propósito de reducir el recorrido para los animales y para el ordeñador, aunque la colocación de la tubería se complica en el caso de un área del doble de largo, comparado con un área con dos plataformas paralelas.

Diseño de la instalación

Se proponen varios lineamientos en el diseño de la instalación. Para determinar los caudales (Tabla I), basados en el reglamento No. 9997-6881-100 de la empresa Westfalia Landtechnik GMBH (2002), se considera que los caudales de leche y aire son pequeños en los sistemas de ordeña con cabras, comparados con los de bovinos.

Para el lavado de pezoneras, se utiliza la instrucción No. 7036-6277-070 (Westfalia Landtechnik GMBH, 2002), utilizándose agua caliente y productos químicos certificados (Nos. 7036-9000-13 y 7036-9000-014;1) y es recomendable renovar las pezoneras después de 1000 a 1500 horas de uso o después de un año de uso.

El caudal de la bomba de vacío se calcula en base a la experiencia (Westfalia Landtechnik GMBH, 2002) y queda definido por un tiempo de operación a 50kPa. Para seleccionar la bomba adecuada, primero se determina el tipo de instalación y después se calcula el flujo; para el sistema con cubetas [50l/min + (80l/min×n)] y para la tubería [150l/min + (80l/min×n)]. La limpieza también demanda una cantidad mínima de vacío. Asimismo, debe disponerse de una reserva para la operación de elementos adicionales (pulsadores, fugas, etc.). Para una tubería de 50mm de diámetro se necesitan 700l/min para una limpieza total. Si el valor de vacío disminuye durante el lavado, se modifica la turbulencia y se pueden presentar impurezas en algunas secciones de la instalación. Cuando la ordeña se realiza a una presión menor a 40kPa es necesario incrementar el vacío para la limpieza.

El cálculo de los parámetros de la tubería de ordeña (NISA, 2003) se basa en las normas internacionales bajo dos condiciones básicas (Tabla II): a) el valor de la presión del aire al vacío con todos los juegos de ordeña en operación no debe variar en más de 2kPa en el área de ordeña, y b) debe impedirse que la leche penetre en el selector en forma discontinua. Con estos criterios se pueden calcular los elementos para generar el vacío.

Una tubería de 50mm de diámetro es suficiente para operar eficientemente hasta 10 juegos ordeñadores. Para un número mayor de juegos se requiere de un análisis más detallado en cuanto a la longitud de la tubería, pendiente, etc.

Para una ordeña saludable, es fundamental el ajuste de la pulsación así como el valor del vacío. Por ejemplo, la ordeña de cabras se realiza con una relación de pulsaciones de 60/40, donde 60% se emplea para la succión y 40% para el descanso (Jmhoff, 1998). La velocidad de la pulsación debe ser de 90 ciclos por minuto. Con una operación más lenta se incrementa el tiempo por ciclo, lo que quiere decir que la fase de ordeña se alarga. Una reducción de 10 ciclos por minuto puede ser un factor que afecte la salud del animal. Por el contrario, si el pulsador opera con mayor rapidez, se pierde tiempo para abrir la pezonera y se puede disminuir la velocidad de ordeña. Este ajuste no se considera peligroso. El polvo, el valor de la presión de vacío y la temperatura pueden afectar el funcionamiento de los pulsadores neumáticos, por lo que es importante controlar su ajuste.

La presión del vacío para la ordeña es vital para garantizar la función de los pulsadores. En el uso de las cubetas se pueden aplicar de 30 a 40kPa y para la tubería por debajo de la plataforma de 34 a 38kPa (Schulze-Wartenhorst, 1998). El ajuste de la presión del vacío depende de la capacidad para ordeñar a los animales y un valor de 34 a 40kPa es una selección adecuada. Se propone que un valor bajo es mejor para el animal y en caso de ser necesario, incrementar hasta el límite. Es conveniente que la modificación se realice en etapas y en el transcurso de varios días, para que los animales se adapten a los cambios de vacío. Este cambio no debe incrementarse en más de 1kPa en una semana.

La variación en la textura de la piel de la teta puede ser causal de un cambio de presión en las pezoneras, provocando que quede leche en la ubre. Mediante la modificación de la presión de vacío de 1kPa/semana, es posible adaptar cada hato a su nivel óptimo. Este punto óptimo se encuentra cuando la velocidad de ordeña del mayor número de animales se reduce inmediatamente después de la última reducción del valor de vacío.

Por lo anterior, la selección de la pezonera es importante para mantener la salud de los animales y se puede promover un desarrollo óptimo de la teta para el siguiente periodo de lactancia. En la selección se debe considerar: a) la presión del vacío, b) la función del pulsador, c) el manejo del ordeñador, d) el tamaño de la pezonera, e) el diámetro de la cabeza de la pezonera, y f) la altura de la cabeza de la pezonera.

Operación y antenimiento del Equipo

Función de la pezonera

La altura de la cabeza de la pezonera esta definida como la distancia desde los labios de la pezonera al inicio de la sección cilíndrica en la pezonera. Un acoplamiento correcto entre teta y pezonera ocurre cuando la teta llena completamente la pezonera mientras exista disponibilidad de leche. Al final del proceso de ordeña, la presión de leche en la ubre disminuye y las tetas se vuelven blandas, por lo que la pezonera sube hasta la parte inferior de la ubre. En este momento conviene quitar el juego de ordeña para la rutina de post-ordeña, o se da por concluido el proceso.

Se recomienda el uso de pezoneras de cabeza corta para las cabras primerizas. Esto se debe a que una teta demasiado corta, no llega a descansar totalmente en la pezonera, por lo que la fase de descanso no tiene un efecto positivo y la punta de la teta se vuelve rígida y cambia de color.

En el caso de una pezonera de diámetro grande, la cabeza se mueve hacia arriba hasta la parte inferior de la ubre, provocando que al inicio del proceso escape vació entre la pezonera y la teta, y ocasionando que la pezonera golpee la parte inferior de la ubre, mientras que toda la superficie de la teta recibe una carga adicional durante el lapso que dura la ordeña, ya que se succiona la piel de la ubre en lugar de la teta. Debido a esto, se reduce la circulación de la sangre en esa parte de la ubre y se acumula líquido en la teta, la cual se llega a inflamar provocando dolor, por lo que los animales se muestran intranquilos y golpean el juego de ordeña con sus patas. Además, eso puede ser causal de una mastitis (Callaghan, 1996).

Por otro lado, una deficiente colocación de las pezoneras provoca que se formen grietas en las puntas de la teta ya que, a diferencia de la vaca, la piel de la teta de la cabra es lisa. Los juegos de ordeña más utilizados contienen además de las pezoneras, una sección para recolectar leche. En Francia, en los años 80, se aplicó un volumen de 80ml en la parte del recolector de leche, con un flujo de 4 a 10 litros por minuto. El propósito es retener algo de leche y con ésta, lavar las tetas (Bruckmaier et al., 1994).

Vigilancia y control del proceso de ordeña

El manejo de los restos de leche en la ubre es importante para la sanidad del proceso. Debido a la falta de simetría de la ubre, la función del juego de ordeña presenta deficiencias por la diferencia en el peso activo de la pezonera. Esto requiere de mayor atención por parte del ordeñador y un control automático del proceso, ya que un control del caudal de la leche es prácticamente imposible. En este caso, puede adicionarse una válvula en la parte de recolección de la leche, haciendo posible cortar el flujo del vacío en cada juego y también en cada pezonera.

En las instalaciones modernas se usan las mangueras de silicona. Éstas son muy flexibles, facilitan el manejo de los juegos de ordeña y, por su transparencia, el control visual es mejor. Otro punto de atención es evitar la retención de la leche, sobre todo entre la ubre y la tubería, ya que se producen graves fluctuaciones en los valores del vacío, además de incomodidad durante la ordeña.

Respecto a las tetas, una deficiente calidad en el lavado puede ser fuente de enfermedades en la ubre. Para una producción saludable se requiere seguir un sistema riguroso de control rutinario. Por ejemplo, si hay restos de leche en una parte de la teta es conveniente hacer un análisis del recorrido de la leche desde la ubre hasta el tanque de leche. Las causas y su control pueden ser: a) mangueras quebradas o ensanchadas debido al vació, que se tienen que cambiar o colocar buscando su posición adecuada; b) diámetro y longitud de las mangueras inapropiados; c) control del orificio de entrada de aire en la parte de recolección de la leche y de la pezonera; d) control de las conexiones de las mangueras a la tubería; e) cuando se presentan columnas de leche en la tubería, hacer un análisis del valor de la presión en vacío; y f) control de la reserva del vacío. Con esos controles es posible evitar el humedecimiento de las tetas y el cambio del juego de ordeña es, finalmente, la última solución.

Limpieza de los equipos e instalación

El sistema de limpieza es de gran importancia y se realiza con el objetivo de lograr una limpieza y desinfección completa después de la ordeña, utilizando un caudal de agua tibia que remueva los restos de leche, y para despegar las proteínas aplicar agua a más de 40°C. Los factores importantes para la limpieza general son: a) el agua debe permanecer a una temperatura superior a los 40°C durante largo tiempo, b) la dosificación de los productos químicos debe ser exacta, c) el periodo activo del líquido limpiador debe ser de 6 a 8 minutos, d) utilizar un flujo con alta turbulencia para una limpieza eficiente, e) un medio alcalino disuelve la grasa y las proteínas y un medio ácido disuelve la cal y los grumos de leche, y f) la dureza del agua debe ser menor a 8. Los juegos de ordeña deben ser colocados en una posición adecuada para que se sequen bien con el fin de reducir bacterias e incrementar la vida útil de las pezoneras. La instalación debe lavarse nuevamente antes de usarse. Estas recomendaciones se aplican por igual para las instalaciones de refrigeración y de almacenamiento.

La refrigeración de la leche puede hacerse de dos formas: a) tipo buceo hasta 100l/día y b) depósito de refrigeración cuando se producen más de 100l/día. Cuando se producen más de 800l/día se realiza la refrigeración directamente en el sistema, por su alta eficiencia. La capacidad de potencia de la instalación para la refrigeración debe ser suficiente para garantizar que se alcance la temperatura de almacenamiento de la leche en el transcurso de una hora.

Resultados

A través del siguiente ejemplo se propone el proyecto técnico de ordeña para cabras lecheras, desde un punto de vista económico, saludable e higiénico: Los sistemas comerciales que se suministran para las instalaciones de ordeña son (Alfa Laval, 2002): a) 1×12 con 3 cubetas dobles (70 cabras/h); b) 1×16; 1×12; 1×24 (200 cabras/h); c) 1×12;1×16;1×20;1×24 (300 cabras/h), todos en doble línea (opuestos) y algunos mucho mayores. Esta información es fundamental para diseñar la sala de ordeña de tipo móvil con 1×12 espacios de ordeña, utilizando tubería para el aire al vacío y para la leche.

Las condiciones tecnológicas que se propone integrar, incluyendo las especificaciones, son: 1) 12 cabras se encuentran al mismo tiempo en la instalación, 2) el trabajador opera fuera de la plataforma del remolque, 3) los equipos adicionales (bomba de vacío, tanque de leche, sistema de limpieza, sistema de control, etc) no se colocan encima del remolque, sino sobre un vehículo o remolque adicional, 4) el suministro de alimento es manual, 5) el trabajador controla el movimiento de los animales, 6) otros equipos (compresor, tanques de aire y leche, instrumentos de limpieza, etc.) se encuentran fuera del remolque o en un segundo piso de la planta de ordeña del remolque, 7) instalar soportes especiales para los juegos de ordeña, 8) proporcionar 10kPa de flujo de líquido para la limpieza de la instalación de ordeña, 9) la limpieza se realiza con aparatos comerciales, 10) la presión del suministro de aire al vacío es de 32-40kPa, 11) una relación tiempo de succión a tiempo de descanso de 65:35, 60:40 o 50:50, 12) número de pulsaciones (doble ciclo/min) de 90, 13) uso de pezoneras especiales y con cubetas con válvulas de esferas y posiciones de limpieza, de descarga, de post-ordeña, de carga, de ordeña y de masaje, 14) la energía se obtiene de una planta con un motor de combustión interna, 15) las herramientas, refacciones y productos químicos se almacenan en una caja y encima de una plataforma de un vehículo o remolque adicional.

Bajo estas condiciones se obtienen los siguientes parámetros de diseño (Figuras 1 y 2): a) largo necesario del remolque: 12×35mm= 4200mm y b) ancho del remolque de 1350-1400mm. Este ancho incluye 1) ancho del comedor de 350mm con la tubería para la leche y de vacío por uno de los lados, 2) reja de trampa para sujetar las cabras de 50mm, 3) tronco del cuerpo de las cabras de 850-900mm (Lemmer-Fullwood GmbH, 2002), con un espacio para desviar a las cabras de 500mm, y 4) soportes giratorios en la parte trasera para los juegos de ordeña de 50mm.

Para el empleo de la técnica en la ordeña y de conformidad con el carácter de los animales, es importante considerar las condiciones técnicas y tecnológicas de la granja en su conjunto. La tecnificación modular de la producción de leche caprina es una opción para incrementar la rentabilidad del hato y la calidad del producto. Comparado con los sistemas tradicionales de ordeña manual y baja calidad del manejo sanitario del producto, la incorporación de un sistema planeado resultará, per se, en un gran avance en los sistemas de pastoreo extensivo Latinoamericanos.

Conclusiones

a- Es fundamental que la leche de cabras sea producida con igual calidad a la de las vacas, aplicando la misma tecnología en la ordeña.

b- Es indispensable contar con una organización de la producción y transformación de la leche de cabras que sea eficiente e higiénica.

c- La leche en el mercado debe cumplir rigurosos estándares de calidad; respecto a la técnica de ordeña, almacenamiento y transformación del producto.

d- Los aspectos ergonómicos de las instalaciones son muy importantes, ya que los ordeñadores deben prestar mayor atención al proceso de producción y su vinculación con la higiene de todos los espacios en la cadena de la producción.

e- La construcción móvil que se propone para la ordeña de cabras, satisface las condiciones y demandas para lograr una producción económica e higiénica de la leche.

REFERENCIAS

1.Alfa Laval (2002) Agrar GmbH, Glinde, Alemania. http://www.delaval.com/Products/Sheep_goat/default.htm         [ Links ]

2.Bauman D (2003) How much milk does a goat give?. Dairy Goat J. 4: 19-21.        [ Links ]

3.Bruckmaier RM, Blum JW (1998) Oxytocin release and milk removal in ruminants. J. Dairy Sci. 81: 939-949.        [ Links ]

4.Bruckmaier RM, Ritter C, Schams D, Blum JW (1994) Machine milking of dairy goats during lactation: udder anatomy, milking characteristics, and blood concentration of oxytocin and prolactin. J Dairy Res. 61: 457-466.        [ Links ]

5.Callaghan JEO (1996) Measurement of linear slips, milking time, and milk yield. J. Dairy Sci. 79: 390-395.        [ Links ]

6.Dartt BA, Lloyd JW, Radke BR, Black JR, Kaneene JB (1999) A comparison of profitability and economic efficiencies between management-intensive grazing and conventionally managed dairies in Michigan. J. Dairy Sci. 82: 2412-2420.        [ Links ]

7.Haenlein GWF (2001) Past, present and future perspectives of small ruminant dairy research. J. Dairy Sci. 84: 2097-2115.        [ Links ]

8.Heinlein GFW, Caccese R (2003) Goat milk versus cow milk. Dairy Goat J. 4: 12-14.        [ Links ]

9.Jmhoff U (1998) Haltung von Milchziegen und Milchschafen, KTBL-Schrift 330.        [ Links ]

10.Laschi SPA, Hui J, Chong FN, Strange A, Strange M, Bencini R, Tay GK (2004) Comparison of the milk quality of the South African Boer and Australian Rangeland goats. Small Rum. Res. 53: 181-184.        [ Links ]

11.Lemmer-Fullwood GmbH (2002) Lohmar, Alemania. http://www.lemmer-fullwood.com/Frenzel.299+M52c8b14bdb0.0.html        [ Links ]

12.MAG (2004) Goat-Milk Quality and Procedures. Ministery of Agriculture and Food, Canada. www.gov.on.ca/OMAFRA/english/livestock/goat/goatdairy.html        [ Links ]

13.Milchordnung (2002) http://www.landwirtschaft.mv.de/mi-ord-2htm        [ Links ]

14.NISA Melktechnik GmbH (2003) Scharzer Weg 11 Ottersberg, Alemania. http://www.nisa-melktechnik.de/melkstande.html         [ Links ]

15.Schulze-Wartenhorst (1998) Wichtige Grundlagen zur Planung einer Melkanlage für Ziegen. Der Ziegenzüchter. 3; h12.        [ Links ]

16.Soryal KA, Zeng SS, Min BR, Hart SP and Beyene F (2003) Effect of feeding systems on composition of goat milk and yield of Domiati cheese. Small Rum. Res. 54: 121-129.        [ Links ]

17.Westfalia Landtechnik GmbH (2002) Werner–Habig- Str. I, Oelde, Alemania. http://www.westfalia. com/hq/en/products_services/proformance_equipment/products/milking_equipment/parlour_frames_for_sheep_goats/default.aspx        [ Links ]